Dor

01 Abr 2024 in writting

Para el rapsoda de servilleta de bar ninguna mujer tuvo los tobillos lo suficientemente finos, tampoco le importó, le gustaba buscar. Jamás supo estar a su hora, llegó tarde a su propia vida, y se fue de ella antes de tiempo, pero nadie hizo mejores versos con cada uno de sus tropiezos.