Llueve más que en el corazón

13 sep 2016 in writting

Hoy llueve, pero no siempre llueve agua. Ya sabes, cada uno tiene una historia y una lluvia diferente.

Miro por la ventana y ya ha dejado de llover. Entonces… ¿por qué sigue lloviendo dentro? ¿Tú lo entiendes? Parece que el agua empieza a traspasar por las goteras de mi cerebro y entonces mi corazón se moja (hay algunos que sentimos con el cerebro). ¿A lo mejor tenemos más corazones? Mira, ya ha parado.Y ahora, ¿quién me seca? A veces pienso que tú eres lluvia y como no puedes secarme me jodes y me mojas más.

¿Tú qué piensas? Nada… Tú eres lluvia y la lluvia no piensa. Tampoco las paredes escuchan y yo las hablo. Sabes… Dicen que el peor signo de locura es pensar que no estás loco… ¿estás de acuerdo? ¡Ah!Olvidaba que eres lluvia. Bueno, me voy a hablar con mis paredes, seguro que ellas me responderán antes de que tu me quieras.